¡Qué dualidad más asquerosa!

¡Reprimir el alma con tal cosa!

¡Qué ceguera más ingrata e infame!

¡Qué injusticia tan severa e inhóspita!

¡Burlarte de un inocente y deshonrarlo

es una calamidad inhumana detestable!

 

¿Dónde está el repudio y el castigo?

Mejor aún, ¿dónde está el testigo divino mudo?

Miserable acción, destino infortuito e inalcanzable.

Sueños hecho polvo y esparcidos sobre tu faz.

 

¿Dónde queda la vergüenza? Señor, ¿Dónde está?

¿Puede alguien llegar a ser tu vérdugo?

¿Puede alguien hacerte renunciar a tus sueños?

¿Eres una cosa o una persona? No hay variación.

 

¿Habrá recompensa para el justo que es injuriado?

La realidad hace constar que no. Seguirá siendo

pisoteado y difamado por su demonio. ¿Habrá salida?

Jamás la encontraria, el justo ha sido cegado.

 

Y ahora, ¿qué dirección tomar? Ahora estás solo,

la oscuridad es tu fiel compañera, te abraza con su

lóbrega frialdad y desfalleces, no de inmediato. Debes

sufrir un último atropello, la indiferencia.

 

No importas. Sólo son ellos. Tu aquí y ellos allá;

la distancia es la exclusión y el medio la burla.

¿Qué maldito estrato? ¿Acaso no somos iguales?

 

Lastimosamente no somos iguales.

¿Quién me socorre de esta brutal suerte? Me hallo solo,

desnudo y sin dignidad. Sin sueños estoy tendido, un ladrón

me despojó de ellos. Bajo una estafa, me prometío luz a cambio

de los sueños y me devolvío oscuridad.

 

¿Y los ideales? No se hablé más. Ahora nadie nace

soñando en ser un caballero y defender con su vida,

a toda costa, a su reina. Todos quieren ser traidores,

es el sendero más cómodo hacia la anarquía.

 

Si recomiendas que el mundo debe soñar,

acompañalo y no lo recrimines; No seas un ingrato

y le botes como nada sus sueños. Si alguien sueña

déjalo, no lo estorbes. ¡Quítate ya!

 

¿Y que paso con el justo? También fuimos indiferentes con él.

Nuestro relato lo olvido, como la historia corrupta lo hará.

¡Abominable cosa! ¡Qué rabia! ¡Qué celos! ¡Pudrición!

Sí, eso, mentes pudrícas cultivan en ti la aniquilación.

 

¿Cómo podemos ser aniquilados? Primero, con la

mano maldita del homicida; Segundo, que alguien robé

tus sueños; Y tercero, que el suicidio te tiente. Primero y

tercero, crueles; Segundo, vivir una vanidad, un espejismo.

 

¿Dónde está el amor? ¡Qué cosa! Pregúntemos mejor,

¿Donde no está el amor? Nadie ama, todos traicionan.

Todos te abandonan y te humillan; otros son perseguidos

y otros son asesinados. ¡Que dulce amor!

 

¿Qué cosa desvíamos? ¡MALDITA SEA!

La ruta designada era una, el Homo Sapiens

creo las alternativas, eso conllevó al camino

de la desolación. Nosotros lo buscamos.

 

¿En qué concluye este ciclo corrupto? En nada,

inmerso en ese ciclo, dejas de ser alguien y la

atmósfera modifica tu esquema, haciéndote creer

que no vales nada. Ya no vales si estás dentro.

 

Algo me afectó muchísmo. He visto la crueldad y

a la bestia. Muchos tipos de maldad nos rodean.

Yo mismo fui la maldad y me destruí. La conciencia

es una excusa de mi actuar.

 

El telón está cayendo, las injusticias y las malas

decisiones se despiden de todos, esperando que

otro día volvamos a ser espectadores de su show

y no nos escandalizemos….

Comenta! Eso ayuda a que mejore mis posts…. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s